Protege tu piel del mundo invisible que nos rodea

¿Sabías que tu smartphone puede ser el culpable del envejecimiento de tu piel?

No, no es novedad. Estamos hartos de leer y escuchar que los rayos de sol, la polución, el estrés y los radicales libres son los enemigos número uno de la piel. Su impacto diario en nuestro cutis provoca un envejecimiento prematuro acentuando marcas de expresión, arrugas y manchas, sobre todo en el rostro. Pero quizás no seamos conscientes de uno de los factores que más perjudican el estado de nuestra epidermis y al que estamos expuestos constantemente sin poder remediarlo. Nos referimos a la luz azul de las que emiten los dispositivos digitales. Estudios recientes demuestran que hoy en día estamos la mayor parte de nuestra jornada delante de un ordenador, un televisor o un smartphone y que la luz que desprenden estos equipos tecnológicos es muy nociva para el cutis.

Igual que lo hace la tecnología, el sector de la estética cada vez avanza más rápido para cubrir las necesidades de la sociedad y ofrecer aquello que nuestra piel requiere para no sufrir más de la cuenta.

Hoy quiero hablaros de un tratamiento novedoso y exclusivo del que tengo el honor de ser embajadora. Os presento, de la mano de Natura Bissé, un lanzamiento que revolucionará las cabinas de los centros más prestigiosos del sector para tratar aquellas pieles apagadas, dañadas y con tono opaco. Se trata de DIAMOND COCOON Collection.

Tu estilo de vida, sin darte cuenta, te condiciona. La calle, el metro, el trabajo, las tiendas… estamos sometidos a una agresión constante de la piel. El sol, los aires acondicionados, los gases, la contaminación y el “iluminado” por la luz azul que emiten todos los dispositivos digitales son el mundo invisible que nos rodea. Un mundo invisible con un impacto muy visible sobre la piel del que no podemos escondernos, pero sí protegernos. Día tras día, el cutis se enfrenta a este mundo invisible y sufre sus efectos negativos que se traducen en envejecimiento acelerado, alteraciones cutáneas, manchas, tono opaco y apagado… La polución afecta incluso la microbiota cutánea, millones de microorganismos beneficiosos, cuyo equilibrio es clave para la salud y belleza de la piel.

Para proteger la piel de la contaminación de forma global, Natura Bissé ha creado la innovadora DIAMOND COCOON Collection. Una completa colección basada en tres pilares –fortificar, blindar y liberar– que imita el propio funcionamiento de la epidermis y actúa como una defensa inteligente de doble acción. DIAMOND COCOON Collection fortalece la barrera cutánea para proteger su interior y reactivar la capacidad natural de la piel para defenderse de estas agresiones externas, a la vez que contribuye a aislarla de la polución y el daño ambiental.

 

La radiofrecuencia, la gran aliada de tu piel

Llevar a cabo unos cuidados básicos de la piel es el pilar principal para lucir un cutis libre de imperfecciones. Si bien es cierto que para conseguir unos resultados visibles y prolongados en el tiempo hay que combinar la cosmética con la aparatología de última generación. Con ello conseguiremos trabajar la piel desde las capas más profundas para, en este caso, retrasar el envejecimiento y aportar un efecto antiaging sin precedentes.

También recomiendo combinar unas sesiones de radiofrecuencia para reducir las arrugas de expresión y obtener un rostro más iluminado y más hidratado en pocos minutos. En Backstage Beauty realizamos un trabajo de estimulación mediante impulsos de juventud con la tecnología Reaction para crear colágeno y elastina, las fibras encargadas de prevenir el envejecimiento cutáneo. Con estos disparos de belleza se consigue que la piel esté más rejuvenecida e hidratada y se logra remodelar el óvalo facial para evitar un descolgamiento del tejido y falta de reafirmación. Los resultados son visibles desde la primera sesión.

El amarillo y el rojo, el tándem perfecto para tus arrugas

Solo disponible en los centros más ‘top’, recomendamos finalizar el tratamiento antiaging con unos minutos de cromoterapia. Consiste en una máscara de luz LED (diodo emisor de luz), conocida como “luz mágica”, que se aplica para potenciar los resultados de los tratamientos en cabina ya que estimula cinco veces la producción de colágeno, activando el cuerpo alcalino síntesis del factor de crecimiento y secreción del factor epidérmico. Es un tratamiento no invasivo que no provoca ningún tipo de dolor o efecto secundario. No utiliza rayos ultravioletas, por lo que no quema la piel.

Los colores recomendables para tratar el envejecimiento son:

BLANCO 830 nm.

Es la luz infrarroja y la base del resto de luces. Al ser la que tiene la longitud de onda más profunda hace que las sustancias penetren en la piel, activando el metabolismo del tejido y descomponiendo el color de los puntos negros. También mejora las líneas finas de expresión y la flacidez de la piel.

ROJO 620-750 nm.

Es la luz antiaging por excelencia. Estimula y mejora la circulación, incrementando la producción de colágeno y elastina, consiguiendo que la piel tenga un aspecto más joven y se retrase la aparición de arrugas. Reactiva la regeneración celular, suaviza las arrugas y líneas de expresión, cierra los poros y mitiga las manchas.

AMARILLO 570-590 nm.

Es el color ideal para tratar las arrugas más profundas y drenar la piel. Además, descompone el pigmento, mejora las rojeces y hongos y trabaja el tono muscular de la piel.

Qué es y tipos de radiofrecuencia

En este post me quiero poner un poco más ‘técnica’ para explicaros qué es la radiofrecuencia y los tipos que hay. Creo que es algo que os puede ayudar en caso de que apostéis por este tratamiento, ya sea en Backstage Beauty o donde vosotros queráis. Creo que es importante saberlo para seguir el protocolo adecuado y que más os puede beneficiar para obtener buenos resultados, como hacemos en nuestro centro. Ya sabéis lo importante que es para nosotros hacer un diagnóstico previo y decidir qué tipo de radiofrecuencia va mejor con cada persona y hasta a veces se pueden combinar dos tipos.

piel_naranja

Pero voy a empezar por explicaros qué es la radiofrecuencia. Es una técnica que trabaja mediante radiaciones electromagnéticas que oscilan en un campo magnético de forma simultánea. Dentro de este campo eléctrico, las polaridades cambian de positivo a negativo de forma alterna provocando el calentamiento de los tejidos, lo que motiva el incremento de la circulación, estímulo de fibroblastos, favorece la formación de nuevo colágeno, y un aumento de los metabolismos celulares.

Para poder saber cuál es el indicado para cada tipo de tratamiento, es necesario conocer las características de cada una:

Radiofrecuencia monopolar: Trabaja de forma inductiva sobre los tejidos. Al ser lineal llega a gran profundidad, ideal para trabajar no solo flacidez sino también celulitis o adiposidades.

INDIBA-Barcelona

En Backstage tenemos un aparato que se llama Indiba, una tecnología de vanguardia. Realiza tratamientos con radiofrecuencia regenerativa en el tejido, a diferencia de otras radiofrecuencias provoca un aumento de la temperatura dentro de los propios tejidos, dando lugar a un aumento de actividad molecular. A diferencia de otros aparatos de radiofrecuencia en facial y corporal lo podríamos realizar cada día si quisiéramos.

Radiofrecuencia bipolar: En este caso, en un mismo cabezal un polo emite y el otro cumple la función de receptor, generando una gran energía. Esto hace que haya un gran incremento de temperatura, con lo cual podemos abarcar áreas mayores.

Nuria Soteras Reaction_ok

En Backstage Beauty trabajamos con el Viora Reaction, que además de la radiofrecuencia suma la terapia de vacío mecánico, que multiplica la penetración de la energía, que estimula el drenaje linfático disminuyendo las células grasas.

Radiofrecuencia multipolar: En este caso, las polaridades rotan en el cabezal generando una gran energía, por lo que el calentamiento del tejido será mucho más homogéneo, dando un calor también más homogéneo, rápido e indoloro a múltiples profundidades del tejido para conseguir resultados clínicos superiores.

___1168812_orig

En Backstage Beauty tenemos Venus Freeze, que además incorpora campos “pulsos” magnéticos con propiedades regenerativas. Sigue leyendo