Baja 7 quilos en 21 días mejorando tu salud y sin efecto yo-yo

El día empieza a ser más largo, asoman los primeros rayos de sol y nos entra la prisa para llegar a punto para el verano. ¡Este año tirar la toalla no entra en tus planes! Así que ponte manos a la obra porque en Backstage BCN tenemos la solución.

Año tras año vivimos las mismas situaciones en nuestros centros. Prisas, desesperación y personas insatisfechas con sus cuerpos. Pero para este verano tenemos la solución perfecta: la cura metabólica. Lee con atención, porque en unas líneas más abajo tienes el remedio definitivo a tu eterno problema.

¿De qué se trata?

Nos referimos a una dieta con finalidad antiinflamatoria, con un aporte extra de fibra que ayuda a regular el tránsito intestinal, con acción detox y equilibradora del PH corporal que provoca un cambio metabólico definitivo.

Esto se consigue a través de suplementación, preescrita por un equipo de especialistas, y de realizar dos comidas al día de forma saludable. Es decir, que incluyan vegetales y proteínas de calidad, a poder ser, ecológicas.

Con estas pautas básicas se consigue depurar el cuerpo y reducir el peso y la grasa corporal sin generar flacidez”, nos explica Nuria Soteras, directora de Backstage BCN. Además, se gana músculo, tiene efecto antiaging y huímos del tan temido efecto yo-yo.

Siguiendo los consejos médicos indicados, con esta dieta o cura metabólica se consigue una mejora del estado de salud física y emocional y se aumentan tanto la energía como la concentración. Por otro lado, se reduce el estrés físico y psíquico, regulándose los niveles de cortisol, causantes de las calorías ocultas.

Fases de la cura metabólica

Fase I: de carga

Durante los dos primeros días se debe comer y beber todo lo que apetezca, incluyendo alimentos ricos en grasas e hidratos.

Se recomienda llevar una alimentación consciente. Es decir, comer lento y saboreando los alimentos.

En esta primera fase, que dura 2 días, a parte de la alimentación se incluye una sal activadora que se debe tomar 5 veces al día.

Fase II: Pérdida de peso (+/- 7Kg)

Esta es la fase central de la dieta y tiene una duración de entre 21 y 30 días. Aunque si se quiere perder más peso del que se consiga durante este periodo de tiempo, se puede prolongar hasta llegar al peso deseado.

Consta de dieta+activador+suplementos.

Pautas:

-No incluir aceite en las comidas.

-Ensaladas y verduras sin límite de cantidad y se pueden mezclar.

-Solo se come una proteína por comida (nunca mezclarlas) y debe ser carne fresca, no embutidos ni procesados. Cantidad recomentada: 120gr. mujeres y 150gr. Hombres.

-Solo se pueden comer dos piezas de fruta al día. Las más recomendadas: kiwi y manzanas ácidas.

Fase III: 21 días de estabilización

Poco a poco se empiezan a introducir todos los alimentos retirados y se mantienen los suplementos básicos diarios.

Esta fase es muy importante y hay que hacerla según indique el especialista.

Fase IV: Mantenimiento

Dieta sana, normal + suplementos diarios indicados de mantenimiento.

En caso de notar una subida de peso, realizar 2 días la fase II.

¿Para quién está indicada?

La cura metabólica es una dieta indicada para todas aquellas personas que quieran perder peso sin confiar en dietas milagro y aumentar su calidad de vida sintiéndose más sanos y con energía.

Es una dieta especialmente indicada para personas que están en proceso de tratamientos oncológicos, enfermedades autoinmunes, polimedicadas, con síndrome metabólico y resistencia a la insulina, problemas de tiroides, fibromialgia y dolores en general.

Testimonios

Es la primera vez en la vida que hago dieta y ha sido muy satisfactorio. No solo por los resultados, que en menos de un mes he perdido los 6 quilos que me sobraban, sino que me he notado más ágil, con más energía y he mejorado mi rendimiento deportivo”, explica el primer testimonio, hombre de 54 años.

He probado muchísimas dietas pero esta cura metabólica va mucho más allá que la simple pérdida de peso. No solo he conseguido mi objetivo en la báscula sin pasar hambre, incluso con las Navidades por en medio, sino que han mejorado mis dolores de cabeza y mis dolores de espalda y articulaciones. Sigo tomando algunos de los suplementos porque me hacen sentir mucho mejor”, desvela la segunda testimonio, mujer de 47 años.