Lifting coreano: el nuevo milagro de la cosmética

Beauty Christmas

Perlas, caviar, oro, diamantes… En Navidad salen a la luz una multitud de ingredientes de lujo que prometen unos beneficios en la piel nunca vistos. Presumen de proporcionar unos resultados inmediatos en el rostro, acabar con las arrugas, aportar luminosidad y buen aspecto e, incluso, rejuvenecer y acabar con la expresión de cansancio que mostramos en nuestro día a día, tras una larga jornada de trabajo.

Hoy os queremos hablar de un tratamiento exclusivo y novedoso ideal para las fiestas de Navidad. Un tratamiento flash con resultados visibles desde la primera sesión que, con un buen mantenimiento, siguen mejorando a lo largo del tiempo.

Se trata de un único protocolo de belleza completo que tiene como objetivo resolver los problemas del envejecimiento de la piel: flacidez, poros dilatados, pigmentación, arrugas de expresión y acumulación de grasa subcutánea.

No responde a una moda, va un paso más allá. Se trata de una revolución a nivel mundial ya que sus resultados son espectaculares y la mejora de la textura de la piel no tiene precedentes. Es muy eficaz contra la flacidez de la piel, devolviéndole su estado original gracias a un ingrediente especial, patentado tecnológicamente y que se incluye en el polímero, dando como resultado un fenomenal efecto lifting, remodelando el óvalo facial.

Efecto antiaging profundo

El tratamiento empieza desmaquillando el rostro y con una limpieza profunda de la piel. A continuación, se realiza un peeling enzimático que preparará la epidermis para retirar las células muertas y dejarla más receptiva y preparada para absorver los nutrientes que le vamos a proporcionar durante el tratamiento.

Con la piel limpia y libre de impurezas, se empezará con el trabajo más profundo gracias a la última tecnología antiaging mediante ondas de choque.

El objetivo principal de esta terapia es inducir la regeneración del colágeno, la neo formación de tejido conectivo y aumentar la permeabilidad celular de forma selectiva y transitoria para mejorar la apariencia de la piel. Con esta activación se consigue aumentar la producción de colágeno y elastina y mejorar el estado y la calidad de la piel. Tres meses después de finalizar el tratamiento el tejido seguirá mejorando y la piel se volverá más tersa.

El siguiente paso consiste en aplicar una mascarilla con efecto lifting coreano inmediato.

Alta concentración de principios activos

Los nutrientes que aporta penetran rápidamente en la piel ya que contienen péptidos como el Cobre tripéptido, Acetil hexapéptido y Palmitoyl pentapéptido. Gracias a estos componentes, el tratamiento proporciona un gran efecto regenerador de las células envejecidas y activa el colágeno, dándole a la piel elasticidad, turgencia y mejorando las arrugas.

Los aminoácidos de las plantas ayudan a aumentar el colágeno en la piel, suavizar las arrugas, curar las heridas y obtener un efecto regenerador global que proporciona al rostro un aspecto rejuvenecido y luminoso.

Además de tratar las capas profundas de la piel para aportarles los nutrientes necesarios y revitalizar el cutis, también trabaja la fase de la prevención del envejecimiento, muy importante para conseguir unos resultados visibles en pocas sesiones.

Su alta concentración de principios activos, vitaminas y nutrientes favorece la microcirculación de la sangre, descomponiendo la grasa subcutánea gracias al extracto de té verde, cafeína, beta-glutano y extracto de hierbas verdes nº8. Por otro lado, descompone la grasa innecesaria y define el óvalo facial manteniendo la piel lisa y firme. Además, tiene un gran efecto blanqueador, consiguiendo iluminar y equilibrar los tonos de la piel.

Mientras se deja actuar la mascarilla, se realiza un masaje de brazos y piernas para ayudar a la relajación y al bienestar de la clienta.