Cómo conseguir unos glúteos perfectos

Ya queda poco para irnos de vacaciones, pero antes, aun quedan dos posts en los que os quiero dar más consejos para tener el cuerpo que cada uno quiera conseguir. En esta ocasión, me voy a centrar en los glúteos. Hay varias maneras para conseguir que esta parte del cuerpo se tonifique y esté donde tiene que estar. La mayoría las podéis encontrar en Backstage Beauty, otras ya depende de otros factores, aunque como os he dicho siempre, cada cuerpo es un mundo y personalizar siempre da mejores resultados, ya que no a todos les sirve lo mismo. Pero vamos a ello.

images-2

Los avances en aparotología en la última decada ha dado lugar al desarrollado de diferentes técnicas no invasivas que permiten mejorar nuestra figura, eliminar celulitis y devolver la elasticidad a nuestra piel sin necesidad de pasar por quirófano, pero, eso sí, si hay demasiada piel sobrante forzosamente hay que someterse a un lifting.

Para conseguir los glúteos deseados se puede trabajar, por ejemplo, con la electro estimulación con el aparato Futura Pro. Consiste unas ondas que producen una contracción muscular para tonificar, tiene un programa tonificante, “entreno” y uno para aumento de volumen de músculo. Pero también está indicada la radiofrecuencia con Venus Freeze o el Reaction. ¿Qué conseguimos con la radiofrecuencia? Permite recuperar la elasticidad y firmeza de la piel y estimula la nueva creación de colágeno, ya que es capaz de llegar a las capas subdérmicas más profundas, provocando un calentamiento que restructura las fibras de colágeno dañadas creando un efecto tensor.

También existen los hilos tensores, que consisten en reafirmar los glúteos colocando hilos suspensorios reabsorbibles entre piel y músculo. En este caso los resultados son temporales y duran más o menos un año. Para mí, los resultados son buenos si hay poca masa muscular, en caso contrario, no suele quedar tan bien.

images

Las plataformas vibratorias también son buenas para tonificar glúteos. La postura correcta es colocarse con las piernas separadas y flexionadas en ángulo de 90 grados a la altura de la cadera, como si se estuviera sentado en un taburete. Hay ejercicios que ayudan igualmente a conseguir un glúteo tonificado. Por ejemplo, olvidarse del ascensor y subir escaleras. Las famosas sentadillas, con la espalda erguida, muslos en paralelo al suelo, pies un poco adelantados del cuerpo y piernas separadas. El puente es sencillo y va muy bien al principio, estirados boca arriba levantamos el tronco y aguantar la posición unos segundos. Hay más ejercicios como levantar los tobillos cuando estemos de pie, equilibrio sobre una pierna con la otra estirada… que sirven pero lo más importante de todo es ser constante, no sirve de nada hacerlo durante una semana y luego estar dos sin hacerlo.

Endermologie, Icoone o Vela provocan un movimiento mecánico de succionar que sirve para movilizar tejido adiposo y mejorar circulación con lo cual tiene efectos beneficiosos en las capas profundas de la piel. Y también sirve la mesoterapia, con activos de homeopàtia que ayudan a disolver cúmulos de grasa.

Breakfast Cereal and Fresh Fruit

Como veis hay muchas maneras para intentar conseguir unos glúteos bonitos y tonificados, pero es importante ver antes de hacer nada las características de cada persona. Así que lo que mejor iría es hacer un diagnóstico previo y a partir de ahí empezar a trabajar. Porque recordad que, además de todo lo que os he contado, la alimentación también es un factor a tener en cuenta para obtener los resultados deseados. En este sentido, lo correcto sería consumir 0,8 gramos de proteína por cada kilo que pesamos. Además, sería conveniente aumentar el consumo de frutas y verduras, cereales integrales y legumbres.

¡Espero que os haya servido!

Un abrazo,

Nuria Soteras