Meritxell Llos, una apasionada de la belleza

“Desde pequeña siempre he sigo mega presumida, me podía tirar 4 horas en el baño”, así explica Meritxell Llos, conocida por todos como Meri, su pasión por lo que se ha convertido en su profesión. “Me cogieron de modelo de peluquería para Josep Pons durante mucho tiempo Estuve también con Queta Margall, que se especializaba en recogidos, y allí empecé a ver lo que era la parte más estética del cuerpo y me empezó a atraer también toda esta parte”, añade.

A pesar de acabar en estética, Meri estudió para trabajar en el campo médico, como auxiliar de clínica y anatomía patológica. Cuando acabó estuvo un año trabajando en un hospital con enfermos terminales, para todo el tema de movilizaciones y recuperación de accidentes. “Era muy duro, y me di cuenta de que quería hacer algo para el cuerpo, pero más bonito”, confiesa.

Por ello, mientras trabajaba en el hospital, empezó a estudiar estética. Tenía casi 18 años. Tras dos años de formación en la escuela Lanca, del grupo Sorisa, empezó a trabajar en la misma cadena que Jose Oropesa, en Juan Carlos Dalmau. Al mismo tiempo, estudiaba quiromasaje con el doctor Ferrándiz.

Tras esta etapa, fue encargada de las cadenas Blau, ubicadas en Badalona pero que empezaban a ampliar mercado en Barcelona. Tras un año, la ficharon en el grupo Evige, que llevaba marcas como Decleor, Carita, Bvlgari y Salvatore Ferragamo. Allí se encargó durante un año de presentaciones y formaciones, sobre todo por la zona de Málaga y Madrid.

Raffel Pages fue su siguiente reto. Allí se encargó del maquillaje y tratamientos en cabina, en el centro de Rambla Catalunya. Fue su último lugar de trabajo antes de conocer a Nuria, en Jean Claude Biguine, donde hicieron un curso de drenaje limfático con el método Vodder. Estuvimos cuatro años allí hasta que empecé como encargada de estética de Backstage BCN. Llevo ya 14 años aquí y no paramos de formarnos.

Siempre aprendiendo

Entre las formaciones más destacadas está la que hizo en el Instituto de Medicina de Barcelona, para toda la parte de mesoterapia corporal. También la de depilación láser, la de lifting de pestañas. También este año han acabado todo lo de estética oncológica, ahora está con lo de la nutricosmética, y próximamente tiene previsto empezar un curso de micropigmentación estética, capilar y oncológica.

“Me gusta estudiar, soy muy inquieta”, dice. Porque le gusta estar al día de todas las novedades, sobre todo en la parte estética, pero también en medicina. Siente pasión por los ojos: depilación de cejas, visagismo del ojo, extensión de pestañas, lifting, permanente… Y ahora ha ampliado sus conocimientos con un curso de micropigmentación y el curso de nutricosmética con Gema Cabañero.

También hicimos el curso con Ivan Mañero del pre y post operatorio estético, ya que tiene varias clientas en Backstage BCN que están operadas con él y les lleva el post operatorio a nivel de drenaje, tanto de mama como de lifting facial.

Su día a día

Se levanta a las 6:30 de la mañana para ir al gimnasio cuatro días a la semana. Abre ella el salón. Dos días a la semana, por la noche, sale a correr. Combina el deporte con la dieta disociada, o lo que es lo mismo, nunca juntar la proteina con el hidrato de carbono. Y mucho detox. Siempre ha sido de cuidarse mucho la alimentación, por eso le atrae esta parte, pero haciendo muchísimo deporte. Luego, en el salón, cuando se puede, también se cuida a nivel estético.

Se atreve con la peluquería

“No descarto hacer algo de peluquería”, advierte Meritxell Llos. “El otro día precisamente hablaba con Olga porque me encantaría aprender toda la parte del brushing y del recogido, que es lo que más me gusta, para poder terminar un servicio. Si le haces un tratamiento de cara y la maquillas, estaría muy bien poder hacer algo de peluquería también”, cuenta. Es algo que no descarta porque le apasiona todo lo que es el estilismo general de una persona.

Sin duda, un pilar clave en Backstage BCN.

Nuria Soteras