Consejos para cuidar la piel en verano

Se acercan cada vez más esos días de playa, piscina, montaña… Y aunque nos gusté mucho tostarnos al sol, ya sabéis que debe hacerse con cuidado, ya que nuestra piel sufre. Por ello, os voy  dar consejos para cuidar la piel en verano. El sol aporta vitamina D, que es vital para el organismo, pero a la vez, también tiene efectos negativos, como es el envejecimiento prematuro de la piel, entre otros problemas, en ocasiones, más graves. Por ello, es innegociable usar protección solar cada vez que vayamos a salir de casa. Y si es para ir a tomar el sol, debe hacerse de manera reiterada. Con una sola vez, no basta.

La hidratación es un factor clave para que nuestro orgamismo asimile mejor la exposición al sol. Así que acompañarnos de una botella de agua en cualquier momento es lo mejor. Una media de dos litros de agua al día puede ir muy bien. Aunque también te puedes hacer alguna infusión o un té verde. Los zumos vegetales o los aceites esenciales y vegetales potencian la barrera de la piel contra los ultravioletas, aunque no sustituyen a la protección solar –que te debes aplicar varias veces al día–.

Internamente cuesta un poco más hidratarnos, pero para ello en Backstage BCN contamos con complementos nutricionales, la nutricosmética, para ayudar al cuerpo, como por ejemplo vitaminas, colágeno o ácido hialurónico. Con estos nutrientes evitamos la aparición de esas temidas arrugas, además de la sequedad y la tirantez.

Además de los complementos que he dicho hasta ahora, el omega 3 también puede ser una buena opción. Optimiza los niveles de ácidos grasos esenciales del organismo y la cantidad de vitamina B, dos factores muy importantes para oxigenar los tejidos e hidratar.

Todo esto se tiene que complementar con una alimentación sana en la que tiene que haber alimentos como por ejemplo el tomate, la sandía, el bonito, el pimiento, las sardinas, la ciruela, el melocotón, cítricos y arándanos –para la vitamina C–, la zanahoria, la calabaza, el brocoli y los espárragos –para los betacarotenos–. Todos ellos te ayudarán a que la piel se broncee desde el interior, o lo que es lo mismo, que tu cuerpo produzca suficiente melanina para protegerse del sol.

Tratamientos para la piel

Para cuidar la piel en verano es recomendable hacerse un tratamiento exfoliante, tanto en la cara como en el resto del cuerpo, para acabar con las células muertas y tener la piel más limpia y así asimilar mejor todos los productos que nos apliquemos para ayudar a nuestra piel. En Backstage Beauty tenemos algunas opciones, como por ejemplo, la sesión de vitamina C, que sería recomendable hacerla una vez a la semana para ir preparando la piel para la exposición al sol y ayuda a la piel a evitar manchas y frenar el envejecimiento que provoca el astro rey.

Y en casa, no os dejéis en el cajón el serum. Es necesario aplicarlo cada día ya que tiene muchos principios activos que nos benefician. El serum penetra mucho más que la crema en las capas profundas de la epidermis, lo que lo convierte en más efectivo. Tras el serum, toca ponerse una crema adecuada a cada tipo de piel.

Aunque tal vez ya es un poco tarde, igualmente puede ser muy beneficioso un activador potenciador del bronceado. Puedes elegir el formato que más te guste: pastillas para tomar vía oral, fluídos para aplicar en la piel, aceites, alimentación (como los betacarontenos que he comentado antes)… El bálsamo reparador para después de la exposición al sol nunca debe olvidarse.

Recuerda: ¡Debes cuidar la piel en verano!

Un abrazo,

Nuria Soteras